jueves, 11 de diciembre de 2014

PORFIRIO HERNANDEZ Y SU ANDAR POR MEXICO





México, 1936. P. Hernández, sentado, después de  R. H. Valle. Archivo JGP

















No se tienen datos de su fecha de nacimiento ni muerte. Sabemos que fue un osado periodista que usaba el seudónimo de "Figaro" para firmar sus escritos. En 1924 se asiló en la embajada de México en Tegucigalpa ,durante la Revolución  y dsede entonces no regresó al país. Partidario de Zúñiga Huete. Liberal empedernido.entonces. Durante su vida en México, trabajó en periódicos de ese país y tuvo tiempo para escribir dos estupendos libros de viajes, hasta la fecha desconocidos en el país. Esta entrada muestra su foto y dos de sus peculiares libros, escondidos en el tiempo o en los estantes traspapelados de alguna sombría librería de la ciudad de México.

jueves, 25 de septiembre de 2014

ALVARO J. CERRATO Y LA NOVELA QUE VOLVIÓ EN ABRIL















Cuando el escritor hondureñe, Alvaro J. Cerrato, murió en 1972, en un accidente de tránsito, en Tegucigalpa, dejó una novela no publicada y terminada en 1957.  La novela en mención es "La  que quiso ser madre", la cual en 1962, había recibido el dictamen favorable del Ministerio de Educación para ser publicada. No sabemos a fondo las causas por la cual la novela no se publicó, pues entre el año del dictamen y el de la muerte del escritor, median 10 años.
Julio Escoto, en su libro "Casa del agua",1975, nos hacía saber a los lectores de entonces, que la novela había quedado inédita y tal vez, perdida  en el tiempo.
Siguiendo esa pista, dediqué más de un año de investigaciones para encontrar el manuscrito de 472 páginas de la novela perdida. Hoy, sale a flote esta crónica y la novela que surgió en abril, hoy busca un editor confiable.

El autor agradece a Silvia Vallejo, nieta del escritor, su colaboración en esta entrada.

ALVARO J. CERRATO, UN NOVELISTA OLVIDADO










 
Su primera novela, 1948





Cerrato, Álvaro J. (José) (Nació en la aldea El Tránsito de Nacaome, el 20 de febrero de 1905 y murió en Tegucigalpa, el 6 de mayo de1972). Narrador. Sus padres fueron Petronilo Cerrato y Ángela Bustillo Flores. Julio Escoto, al referirse a su novela “Flor de violación”, comenta: «Novela de carácter romántico-social y obra que sorprende por lo magnífico del estilo, la claridad de prosa y armonía de estructura interna...». Al momento de su muerte trabajaba en la novela “La  que quiso ser madre”, que, inédita, se conserva a buen resguardo con sus familiares. Realizó estudios de periodismo en Alemania. Su libro de cuentos, “Páginas rojas”, lleva un prólogo del escritor Marcos Carías Reyes. Contrajo matrimonio en Choluteca, con Rosa Herminia Gattorno, con la que tuvo 4 hijos: Álvaro José, Marta, Gustavo (Q.D.D.G.) y Gertalina. Rosa Herminia, nació en Choluteca, el 27 de junio de 1913 y murió en Tegucigalpa, el 12 de septiembre de 1993. Álvaro Cerrato,   dirigió en 1938, el periódico, “Comentarios”, en Choluteca.

OBRA. Novela: Flor de violación (1948). Cuento: Páginas rojas (1933).

El autor agradece a Silvia Vallejo, nieta del escritor, por su colaboración en esta entrada

jueves, 4 de septiembre de 2014

UNA EXTRAÑA FOTO DE NELSON MERREN EN LA CEIBA






Esta foto de Nelson Merren y varios de sus amigos, fue tomada en La Ceiba. El poeta aparece como el primero sentado de la segunda fila, de izq. a der.

lunes, 25 de agosto de 2014

CLAUDIO BARRERA SE DIVIERTE, 1941








Nos imaginamos un tarde cálida de un domingo cualquiera. La familia Alemán, llega de paseo al recién inaugurado Parque La Concordia o Jardín Maya, por sus colosales réplicas. A Claudio, lo acompañan en este periplo familiar, su madre, Delfina Gómez; su hermano Francisco y su esposa Graciela Bermúdez Bográn, además de varios sobrinos. Grandiosa y desconocida foto familiar de este enorme poeta hondureño.

ADYLIA CARDONA MONDRAGON (1925-1995)







El día de su boda, con Guillermo Figueroa Sarmiento. Juticalpa, 1948






Con sus compañeras de la Escuela "Dionisio de Herrera". Adylia es la tercera de der. a izq.







1968



Nació en Gualaco, Olancho, el 24 de marzo de 1925 y murió en Costa Rica, el 25 de marzo de 1995. Poeta. Su verdadero nombre fue Adilia Antonia Mondragón Cardona. Fueron sus padres, don Ramón Mondragón y doña María de Jesús Cardona. Estudió Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, graduándose en 1967. Tuvo dos matrimonios, el primero con el caballero Guillermo Figueroa Sarmiento, con el cual procreó dos hijos. Víctor Guillermo y Belinda Adylia. El segundo matrimonio fue con el caballero de origen costarricense, Manuel Angulo González, con el cual procreó tres hijos: Alberto Octavio, Lila y Alfonso. Sus escritos se caracterizaron por un estilo regionalista  sencillo, ataviado de aires didácticos, en los cuales recrea el sufrimiento de los demás desposeídos de nuestra patria. Vivió sus últimos años en Costa Rica.

OBRA. Poesía: Auras campesinas (1956, 1958); Sendas infantiles (1968).



El autor agradece la colaboración para esta entrada, a Mickeyandonie Medina y Belinda Adylia Figueroa Cardona.

sábado, 10 de mayo de 2014

CELEO MURILLO SOTO, POETA, PERIODISTA Y Y DIPLOMATICO




El poeta en su madurez





El poeta en la trinchera periodística




Fotografía de Thelma, una de sus primas, 1953






Marcia, otra de sus hermanas, en Olanchito




Fotogarfía de Luz Marina, otra de sus hermanas, 1953




Don Gumersindo Murillo, su padre, 1927




Don Gumersindo, hermano de Francisco M. S.



Murillo Soto, Céleo (Nació en Olanchito, el 28 de septiembre de  1911 y murió en Nueva Orleáns, el 24 de febrero de 1966). Poeta, periodista y diplomático. Realizó estudios de Derecho, que culminó en 1940, en la Universidad Central de Honduras. En 1956 se desempeñó como Cónsul en Nueva Orleáns. Durante varios períodos fue presidente de la APH y en una de sus gestiones se construyó la Casa del Periodista. Colaboró con los periódicos “La Época”, “Prensa Libre”, “El Nacional”, “El Día”, y con los semanarios “La Nación”, “Nuestro Criterio” y “Avance”. La municipalidad de Tegucigalpa instituyó un premio anual de periodismo que lleva su nombre.
OBRA. Poesía: Afán (1939); Elegía de una canción (póstuma, 1966). Antología: Álbum Morazánico (en coautoría con Marcos Carías Reyes, 1942). Ensayo: Un hondureño y una actitud política (1948).


El autor agradece a Vickie Santos, sobrina del poeta, la cesión de las fotos familiares.

sábado, 3 de mayo de 2014

EN EL ALBUM DE DAYSI MINERA DE GUTIERREZ































Minera, Daisy (Nació en La Ceiba, el 17 de mayo de 1917 y murió en Tegucigalpa, el 14 de mayo de 1976). Narradora. Pionera del periodismo femenino en Honduras. Mientras estudiaba en el Instituto José Trinidad Reyes de San Pedro Sula, fue redactora de la revista estudiantil “Crisálida” y miembro del Ateneo “Rubén Bermúdez Meza”. Laboró muchos años como maestra.

OBRA. Fábula: Fábulas (s.f.).
 



viernes, 11 de abril de 2014

LA FAMILIA DE OSCAR CASTAÑEDA BATRES




Oscar Castañeda Batres (1925-1994)







Arturo, el hermano mayor.





Lidia, una de las hermanas menores



Oscar y su hermana Lidia, 1938





Oscar, extrema derecha, sus padres y hermanos, 1938




Rodrigo Castañeda, abuelo de Oscar. Era guatemalteco





Castañeda Batres, Oscar  (Nació en Santa Rosa de Copán, el 15 de agosto de 1925 y murió en México, el 27 de enero de 1994). Poeta y ensayista. Sus padres fueron el profesor y escritor Gustavo Castañeda Suazo y doña Rosalía Batres, quienes se casaron en 1918. Sus hermanos fueron Lidia, Alberto,Clara y Arturo A su pluma se debe uno de los mejores ensayos sobre la poesía en Honduras, que publicó en México, país donde residió hasta el día de su muerte. Como poeta se le ubica en la llamada Generación de la Dictadura, nombre que el mismo acuñó. Colaboró con la revista mexicana “Cuadernos Americanos”.
OBRA. Ensayo: Panorama de la poesía hondureña (separata de “Cuadernos Americanos”, 1960); Los nombres de Honduras (1959, 1985). Poesía: La Tierra verde (México, 1949);  Digo el amor (1959); La estrella vulnerada (México, 1956, Tegucigalpa,  1957); Madre Honduras (México, 1961).
La escritora Elvia Castañeda de Machado atribuye a Castañeda Batres, otros libros de poesía, lo que no se ha podido comprobar por haberse editado, según Castañeda, en el exterior. Estos libros son: Confín (1943); Presencia infinita y otros poemas (1947). 

El autor agradece la colaboración de Beatríz Archila Castañeda y a Alida Elena Castañeda para la elaboración de esta entrada.